Diseño Columbia

SUSCRIPCIÓN DC

Diseñando el espacio público desde la Universidad

Introducción

El diseño se define hoy en día como una actividad que genera realidades. No sólo produce imágenes sino también las instala en el entorno, a través de recursos materiales y virtuales. El recorrido que el diseño implica, desde la imagen mental a la imagen con soportes externos, materializa el pensamiento humano. En esta perspectiva, el diseño de espacios participa activamente en el re-diseño de la realidad.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

La pragmática espacial de la información y comunicación

La formación de diseñadores para la intervención gráfica en espacios públicos requiere de una pragmática espacial en la cual el diseño de la información y comunicación debe internalizar la función cultural formativa de ideas, hábitos, estilos de vida e identidades. El escenario público no es sólo el marco específico para la aplicación de las estrategias de interacción con el público, sino también es un micro universo de la comunicación donde los indicadores gráficos participan en la generación de sentidos y valores.

En la enseñanza – aprendizaje del diseño, la intervención de espacios y la creación de espacios incorporan la señalética, el diseño de escenarios, de espacios comerciales e institucionales, de stands y ferias, de eventos. La formación debe contar con estudios situacionales y manejar proyectos con dimensiones conceptuales, comunicativas, expresivas y técnicas. Se inscribe en una visión en la cual el diseño no sólo informa y comunica, sino también forma al público usuario. Por estas mismas características, los proyectos deberían ser trabajados en condiciones reales, con casos y usuarios reales; y deberían ser realizados, para una correcta evaluación de resultados. Como valor agregado, tendrían alcances sociales relevantes para el perfil actual de la formación universitaria, con responsabilidad pedagógica, didáctica y social.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Identidad y dinámica social

Una atención especial debe otorgarse a la acción cultural del diseño en la configuración de identidades y dinámicas sociales.

El diseño participa activamente en la configuración de visiones del mundo. Lo hacen desde varias fuentes o puntos de acción. El espacio público, en el cual la gente convive y por el cual transita, es una matriz de signos que generan ideas en la memoria colectiva. Para el diseñador resulta de suma importancia evaluar el espacio público como espacio de interacciones de la comunidad, no sólo fácticas, sino también comunicacionales, para poder intervenir con mensajes y construcciones de sentido. En el Perú, hay mucho interés en una cultura gráfica atenta a la conservación y valoración de los signos de identidad, por lo cual la interacción entre lo cultural y lo comercial y la acción de los identificadores conceptuales y materiales para crear el perfil único de un espacio / comunidad partícipe en la identidad peruana son parámetros constantes para todo proyecto de diseño de espacios públicos. La meta de un proyecto de diseño de espacio se relaciona de esta manera con la información, la comunicación y la identidad.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Para asegurar la información, el diseño interviene estratégicamente en el espacio público tomando en cuenta la dinámica del público y la estructura matriz que la recibe. Aunque desarrolle una estética de la transmisión de la información sin efectos apelativos añadidos, su expresión (soporte, formato y lenguaje visual) se adecuará a la información transmitida, adquiriendo casi miméticamente sus rasgos estilísticos. Por ende, hay tanta variedad de presentación e inserción en el espacio público como variedad de informaciones hay que transmitir. Para asegurar la comunicación, el diseño debe relacionarse con la mejora de la calidad de vida, tomando en cuenta aspectos que atañen la vida actual de cada comunidad. Debe encontrar vías y recursos para el diálogo y la participación del público. Para asegurar la interacción en el campo de la identidad y de su permanente dinámica, debe valorar el perfil del público y del lugar, sus tradiciones y cambios, su historia y sus costumbres, sus personajes célebres y su gente de día a día.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Diseño de espacios PUCP: El proyecto Tinkuy

Para la especialidad de Diseño Gráfico de la Facultad de Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú ( PUCP), el diseño de espacios es una línea de acción del Plan de Estudios, sobre cuyos fundamentos se construye.

La intervención gráfica del edificio Tinkuy de los Servicios Estudiantiles PUCP fue un pedido institucional. En convergencia con el diseño arquitectónico y las pautas de construcción e implementación de estructuras y servicios, el diseño gráfico aportó nuevos elementos a la propuesta estructural y funcional. Aportó elementos expresivos y discursivos, que incidieron en la personalidad del espacio, para informar, sugerir, plantear lecturas afectivas, jugar, intervenir con formas, ritmos, colores, iconos, escenas. El edificio debía volverse un escenario que invitara a las personas a desempeñar ciertos roles, a recibir información, a experimentar cientos estados de ánimo. Se trata de una tendencia con una larga historia. La intervención mural con sus funciones decorativas o didácticas data de la antigüedad y nunca se ha interrumpido. Hoy en día las técnicas y recursos son de los más variados. Asimismo, el enfoque de la intervención, pero siempre hay una constante: la expresión de la identidad. La intervención gráfica de los edificios, en exteriores o interiores, de tipo artístico o informativo, decorativo o funcional, formal o informal, remite siempre a una identidad que se quiere mostrar a la gente.
Los proyectos gráficos se realizaron en colaboración con el equipo de arquitectos e ingresaron en un concurso institucional, del cual resultó ganador un proyecto que optó por una sintaxis tipográfica expandida en grandes dimensiones, integrada rítmicamente al edificio, con rasgos tipológicos y compositivos que valoraban la actual cultura urbana peruana. Su cromática remitía al tratamiento andino de los colores, al igual que su densidad compositiva.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Al mismo tiempo, la semántica de las palabras que indicaba las diferentes funciones del edificio – estudio, conversación, reuniones de trabajo, patio de comida, boletería y librería del Centro Cultural, cafetería, tiendas - se relacionaba con la especificidad de las actividades y competencias estudiantiles: leer, descubrir, informarse, divertirse con la información y la comunicación. El proyecto se aplicó a fines del 2011 y las reacciones de los usuarios están en las redes sociales de la Universidad y en el gran flujo de los estudiantes al edificio.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Otros proyectos, que no llegaron a aplicarse, por las mismas características del concurso, pero que fueron trabajados con los arquitectos y evaluados por el jurado institucional, optaron por otros enfoques y planteamientos. Un proyecto desarrolló un enfoque semántico que se centraba en la relación con la naturaleza, presente en el campus PUCP, que impresiona a los visitantes por los arboles, los espacios verdes, los venados y las ardillas de su jardín. El jardín PUCP invadía el edificio, integrándolo en el espacio mayor, a la vez que enfatizaba la importancia de la naturaleza y el placer de su contemplación.
Diseñando el espacio público desde la Universidad

Otro optó por un enfoque predominantemente sintáctico, de expresión de los flujos de energía presentes en el edificio estudiantil; otro, por un enfoque pragmático lúdico, centrado en el lenguaje propio de los estudiantes, en sus bromas y gusto por el juego.


Conclusiones

El diseño de espacios opera en medio de una gran diversidad conceptual y formal, con parámetros situacionales bien definidos, en el territorio de la interdisciplinariedad y la interculturalidad, pero siempre deberá tener en cuenta un aspecto central, la identidad, la expresión de la idea que define y particulariza la representación, que le atribuye sentidos y valores. A través de la identidad, el diseño de espacios se relaciona con la cultura y sus integrantes; asume un punto de vista, desarrolla un discurso, promueve determinados valores. La formación de diseñadores debe incluir este aspecto, como parte intrínseca de la acción comunicativa del diseño, y desarrollar estrategias de integración de la identidad en el proyecto de diseño de espacios.

Mihaela Radulescu de Barrio de Mendoza

Publicado el