Diseño Columbia

SUSCRIPCIÓN DC

Diseñador Gráfico: con título pero sin trabajo.

Diseñador Gráfico: con título pero sin trabajo.
El diseño gráfico es una profesión muy distinta a las demás, y su enseñanza por consiguiente también es distinta. Una de las grandes deudas en la enseñanza del diseño es la distancia que por lo general existe entre su enseñanza y su práctica.

Encuestas recientes nos han revelado que los profesionales que emplean a estudiantes de diseño o recién egresados de esta carrera, manifiestan que los jóvenes no están preparados para ejercer la profesión, por lo que representan para las empresas una inversión improductiva durante un lapso promedio de 6 a 8 meses antes que estos puedan empezar a producir y ha ganarse su salario lenta y gradualmente.

Esto desde luego es inaceptable pensando que han invertido 4 a 5 años estudiando la profesión y sabiendo que, los trabajos que le son encargados a cualquier nuevo diseñador son de baja complejidad. Esta realidad se traduce en falta de empleo, no por baja demanda sino por la baja calidad de los recursos humanos disponibles.

El problema que genera esta brecha entre la enseñanza y la práctica es el enfoque de la enseñanza, un enfoque tradicional basado en contenidos, lo que significa que a la academia le interesa que el estudiante tenga conocimientos teóricos sólidos, que posteriormente no se traducen en la práctica. Basta con hacer un poco de memoria para recordar las épocas en que nosotros transitamos por la educación media, tiempos en que el exámen era esa prueba escrita al final del año que representaba el único obstáculo entre nosotros y la promoción. Actualmente muchas universidades de nuestro país siguen funcionando de esa manera, los estudiantes se enfrentan a un examen final con algunas preguntas y si las saben responder, significa que están calificados.

Lamentablemente en el mercado hace falta más que saber responder correctamente las preguntas, hay que practicar lo aprendido, es allí donde existe una deuda de compromiso de parte de la academia para con el mercado.
Diseñador Gráfico: con título pero sin trabajo.
¿Existe solución? Desde luego que sí. Se trata de una enseñanza basada en un aprendizaje por competencias, un modelo educativo donde no apruebo si no se hacer aquello que sé decir… donde lo importante no es únicamente saber, sino saber hacerlo.

Lamentablemente las competencias para esta profesión (diseño gráfico) aún no han sido consensuadas, y es de esta manera que la academia olvida sus responsabilidades para con el mercado.

Diseño Columbia -sin embargo- intentando generar una respuesta a este problema encaró la construcción de un proyecto educativo para la carrera de diseño con un enfoque basado en un aprendizaje por competencias, a través de un grupo de profesionales especialistas en educación superior, profesionales de las diferentes áreas vinculadas al diseño en nuestro mercado y profesionales académicos.

Del proyecto resultaron 6 competencias que son la base del proyecto de carrera de Diseño Columbia, las cuales mencionamos a continuación:

1. Capacidad de producir y gestionar soluciones efectivas, eficientes y convenientes a problemas de comunicación.
Efectividad es abordar el problema desde su raíz y proponer soluciones. Ser eficiente no sólo es solucionar problemas, sino hacerlo de la mejor manera posible. Ser conveniente es construir pensando en la situación, el contexto y en conceptos como sustentabilidad, economía, optimización de recursos, entre otros. Los profesionales expresaron que los estudiantes no tienen la capacidad de producir una solución con estas tres dimensiones.

2. Dominio del lenguaje visual y principios del diseño para la producción de soluciones a problemas de diseño.
Conocer los elementos y los principios del lenguaje visual, sus funciones y aplicaciones interpretándolos adecuadamente en el desarrollo de soluciones. Analizar estilos, tendencias, modas y corrientes, valorar la interpretación de las leyes y principios visuales para la producción de soluciones innovadoras. Los estudiantes no cuentan con la solvencia necesaria para la comunicación de ideas.

3. Capacidad para reconocer, interpretar e implementar el proceso de investigación para conducir un proyecto de diseño.
El diseñador debe interpretar, analizar y aplicar los procesos de investigación aplicados a proyectos de diseño de comunicación visual, relacionar los hallazgos de investigación para conducir un proyecto de diseño. Analizar la información y traducirla en estrategias de diseño.

Los profesionales manifestaron que los estudiantes no eran capaces de reconocer un problema y conducir un proyecto de investigación para solucionarlo.
Diseñador Gráfico: con título pero sin trabajo.


4. Dominio de la historia y los referentes del diseño y el arte.

Los estudiantes deben trabajar intensivamente en la búsqueda de la verdad y en la predisposición a la investigación de referentes y casos emblemáticos del diseño de comunicación. El profesional debe conocer, analizar y aplicar esquemas y referencias en trabajos de investigación con una clara habilidad para realizar relaciones lógicas y justificaciones adecuadas basadas en el análisis de casos de estudio, entrevistas y otros.

5. Dominio de la comunicación oral y escrita para la correcta transmisión de ideas y conceptos.
El estudiante necesita una excelente expresión oral y escrita, trabajar en las técnicas, principios y métodos de análisis de la información textual y su aplicación en el proceso de aprendizaje. Debe tener amplitud y riqueza de vocabulario, tanto general como técnico para su óptimo desenvolvimiento personal y profesional. Debe fortalecer su capacidad de expresión como herramienta de fundamentación para la justificación de sus proyectos y realizaciones profesionales, a través de una dicción adecuada y efectiva para la transmisión clara de sus ideas y pensamientos, apoyado en un amplio y sólido conocimiento del vocabulario.

6. Dominio de programas gráficos para el desarrollo de piezas de diseño.
El profesional debe tener un dominio superior de las herramientas tecnológicas, además de la capacidad de seleccionar las herramientas adecuadas para la solución de problemas de diseño de comunicación, desarrollando prototipos y maquetas digitales, originales y arte finales de alta performance para la concreción de piezas dentro de un proceso de diseño.

Con las competencias claras, el camino para la formación de profesionales es mucho más asequible, una formación por competencias implica la medición de estas habilidades en los estudiantes para su promoción en el contexto de una enseñanza práctica, una enseñanza por proyectos, donde cada competencia es evaluada, donde el estudiante necesita saber hacerlo para graduarse.

Este modelo garantiza una mayor inserción al mercado, de manera más rápida y efectiva, y por sobre todo garantiza que el estudiante obtiene aquello por lo que ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo, conocimientos y competencias para ganarse la vida.

Publicado el